DETALLES QUE NOS AYUDAN A DISTINGUIR UN BUEN CERRAJERO DE UNO FALSO

Debido a la crisis económica que parece no tener fin el sector de la cerrajería, como muchos otros sectores laborales, se ha visto  muy afectado por el intrusismo laboral. Muchas personas que tienen algunos conocimientos de cerrajería y son un poco manitas ofrecen sus servicios como cerrajeros en pegatinas que suelen pegar en farolas o portales de edificios, cerca de posibles clientes.

Si estas planeando llamar a un cerrajero o necesitas de sus servicios, sigue leyendo este articulo para asegurarte de que no contratas a un timador.

¿QUÉ ES UN CERRAJERO TIMADOR?

Los cerrajeros timadores o falsos cerrajeros son aquellos que no están dados de alta y que por lo tanto no son cerrajeros oficiales.

Normalmente estas personas no se dedican exclusivamente ala cerrajería, suelen ser manitas para todo. El problema es que normalmente hacen chapuzas y las cobran a un alto precio. También existen los que hacen este tipo de trabajo de manera esporádica y no te cobran cantidades excesivas, pero sus servicios siguen sin ser verdaderamente profesionales y puede que cometan errores que después te cuesten más dinero de reparar.

En ambos casos las facturas por sus servicios siempre se cobraran sin IVA, así que en realidad no son facturas, y en caso de que algo ocurra, que no te hayan resuelto el problema o que algo se rompa de forma inesperada, no podrás reclamar nada.

Una vez hecho  y cobrado el trabajo este tipo de  cerrajeros desaparecen y no se hacen responsables de sus posibles errores. Lo único que les interesa es hacer el trabajo y cobrar por él, el trato al cliente no es su prioridad.

PRINCIPALES DETALLES QUE DISTINGUEN A UN CERRAJERO PROFESIONAL

OFICINA

Un cerrajero profesional siempre trabajara para una empresa, por pequeña que sea o puede que sea autónomo, pero en todo caso tendrá una sede física, una oficina que se pueda localizar fácilmente, con una dirección real, teléfono y puede que pagina web.

Un local te da garantías de que en caso de que algo ocurra, como por ejemplo un error en la instalación de tu nuevo sistema de alarmas, puedes ir a reclamar y que serás atendido.

Desconfía de aquellos cerrajeros que solo te dan su teléfono y nada más.

AMPLIA OFERTA DE SERVICIOS

Otro rasgo distintivo de los cerrajeros verdaderamente profesionales es que ofrecen distintos servicios relacionados con la cerrajería, tienen servicio 24 horas y de emergencia, trabajan con todo tipo de sistemas de seguridad, instalan y desinstalan cerraduras, cerrojos, mirillas cajas fuertes, persianas…, reparan cerraduras, desbloquean candados, cajas fuertes etc.

Saben hacer cualquier trabajo relacionado con la cerrajería porque son profesionales actualizados  con muchos años de experiencia que se dedican a esto exclusivamente. Pueden asesorarte o resolver tus dudas y aconsejarte sobre las novedades del mercado o las mejores marcas, porque trabajan con estos productos todos los días.

No como los falsos cerrajeros, que solo resuelven problemas básicos de cerrajería para sacarse unos euros extra.

Además los cerrajeros profesionales serán capaces de proveerte con todo lo que necesites, ya que trabajan con diferentes empresas de cerrajería. Tendrán catálogos con todo aquello que estés buscando como puertas de seguridad, cajas fuertes, persianas, mirillas etc.  Y podrán encargarte los modelos que más te interesen directamente de las fábricas.

Otra cosa que los falsos cerrajeros no ofrecen porque no tienen acuerdos con las tiendas o fábricas de cerrajería, ya que no están dados de alta.

CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD

Las empresas serias de cerrajería cuentan con certificados de calidad al igual que todos los trabajadores que trabajan en ellas. Tú como cliente puedes exigirlos antes de contratar. Estos certificados te garantizan que estas contratando a profesionales certificados y aprobados por el gremio que se dedican ala cerrajería de forma profesional.

Uno de los certificados oficial más conocido es el UCES, que lo otorga la Unión de cerrajeros de seguridad a las empresas de cerrajería oficiales que cumplen con todas las normativas de seguridad y de legalidad establecidas por los ministerios.

Una empresa con certificados es una empresa de calidad que te garantiza unos precios justos y un trabajo bien hecho, además de un buen trato al cliente y posibilidad de reclamación si algo sale mal.

PRESUPUESTOS

Antes de contratar ningún servicio, infórmate sobre el mismo y compara empresas. Pide presupuestos, sobre todo si vas a hacer una gran obra. Las empresas serias te darán un presupuesto ajustado sin ningún compromiso. Como cliente tienes el derecho de saber más o menos en que va a consistir el servicio y cuanto te costara.

Si el cerrajero te da excusas o no quiere darte un presupuesto no lo contrates, porque posiblemente sea un cerrajero timador que quiere realizar el trabajo y pedirte una cifra desorbitada. Este tipo de falsos cerrajeros, se niegan a dar presupuestos con excusas de que deben de ver el trabajo primero, así tienen la oportunidad de estudiarte y de poder calcular cuánto dinero te van a poder sacar.

Si una empresa no te quiere ofrecer un presupuesto, descártala, ya que no está pensando en atenderte bien y darte un buen servicio, solamente piensa en el negocio. Seguramente  cobra precios muy caros y es por eso que no quiere darte un presupuesto para no perder el trabajo inmediatamente.

CAJAS DE HERRAMIENTAS

Los verdaderos profesionales siempre van equipados con todo aquello que creen que van a necesitar para realizar su trabajo. Los cerrajeros tienen una caja de herramientas básica con piezas de recambio y demás.

Si acabas de contratar a un cerrajero y te encuentras con que no tiene las herramientas necesarias y que tienen que ir a buscarlas, desconfía. No es un buen profesional, ya que es obvio que no sabía a lo que iba a enfrentarse y por eso no estaba preparado.

Los profesionales con muchos años de experiencia ya saben con que eventualidades pueden encontrarse y van preparados para solventar cualquier problema. Un cerrajero profesional nunca abandonara el trabajo para volver a la oficina o su casa a buscar una herramienta que no tenía.  ¿Te imaginas a un doctor en medio de una operación saliendo a buscar alguna herramienta que se le ha olvidado?

Los profesionales siempre están preparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *